Los pasados 4 y 5 de junio, la Alianza para las Contrataciones Abiertas (OCP por sus siglas en inglés) llevó a cabo el taller “Banderas rojas en contrataciones públicas en América Latina utilizando datos abiertos”. Participaron personas del servicio público y de la sociedad civil de Argentina, Chile, Colombia, México, Paraguay, Perú y Ucrania.

La OCP tiene como misión “facilitar la apertura de las contrataciones públicas con el fin de que el dinero público sea invertido de forma honesta, justa y eficaz."[1] En 2014, publicó el Estándar de Datos para la Contratación Abierta (EDCA). Este Estándar busca publicar los datos de todo el proceso de contratación en formato de datos abiertos, lo que los hace estructurados, interoperables, reutilizables y fáciles de consultar y monitorear por parte de la ciudadanía.

En el taller, quienes participamos intercambiamos experiencias y mejores prácticas en contrataciones públicas. En primer lugar, OCP nos capacitó en el uso de nuevas herramientas para trabajar con datos en formato EDCA. Después, trabajamos en modelos para definir indicadores de riesgos de corrupción. Por último, aprovechamos los datos reales de distintos países para calcular banderas rojas.

Los modelos de banderas rojas son herramientas que permiten analizar los datos de múltiples procesos de contratación pública para identificar comportamientos atípicos y desarrollar indicadores para identificar anomalías, por ejemplo:

  • Bases de licitación o requisitos que excluyen a la mayoría de las empresas proveedoras;
  • Periodos muy cortos para presentarse a competir por un contrato;
  • Que solo unas cuantas empresas ganen muchos contratos, entre otros.

Estos modelos promueven la integridad en los sistemas de compras públicas, pues ayudan tanto a gobiernos como a la ciudadanía a:

  1. Identificar y prevenir irregularidades, y
  2. Aumentar la eficiencia de control y fiscalización.

¿Cómo se pueden utilizar los datos publicados en el EDCA para detectar mejor problemas y anomalías en las contrataciones públicas, con el fin de impulsar reformas sostenibles y basadas en evidencia?

Abrir los datos a través del Estándar es el primer paso. El segundo, consiste en crear herramientas útiles para el gobierno y la sociedad. Por eso, en el Equipo de la Plataforma Digital Nacional estamos trabajando para promover la máxima transparencia en el ciclo de vida de un contrato.

De acuerdo con la OCDE, los gobiernos alrededor del mundo gastan en contrataciones públicas aproximadamente 9.5 billones de dólares al año, esto representa alrededor de 15% del PIB global. Además, las contrataciones públicas son una de las áreas más vulnerables a la corrupción pues, el 57% de los sobornos suceden en este tipo de procedimientos.[2]

Por: Fernanda Mora, Plataforma Digital Nacional

3 de julio del 2019


  1. “Quiénes somos”, Open Contracting Partnership, consultada el 17 de junio del 2019, https://www.open-contracting.org/about/?lang=es#nuestra-historia-y-el-equipo ↩︎

  2. “Contratacion Abierta: por qué”, Open Contracting Partnership, consultada el 17 de junio del 2019, https://www.open-contracting.org/contratacion-abierta-por-que/?lang=es ↩︎